SE PREGUNTARÁN CÓMO LLEGAMOS AQUÍ

Antes del 2020 y la pandemia mundial, antes de que los cubrebocas se volvieran pop y el aislamiento sanitario fuera normalizado, antes de que Billie Eilish terminara de iluminar el camino que la música habría de tomar en esta década al lucirse en los grammys con un disco producido en la comodidad de su hogar; nosotros iniciamos en el cuarto rentado de un airbnb  en cedemex un proyecto musical que aspira a ser tan fresco como la mandarina.

Fer llegó casteado a la capital para una hip-hópera pospuesta indefinidamente, así que en su tiempo libre hizo lo que cualquier otro adolescente con sentido común: componer música. Por las noches José llegaba a improvisar versos sobre ello, y todo era diversión sobre marías, hasta que ambos regresaron pa'l norte...

Esas ideas frescas habrían de madurar en el clima de Mazatlán, cuando los BRÉUS se juntaron de nuevo en la playa más chingona de México para dar forma a lo que habría de ser el primer álbum de nuestra fruta: UNA CIUDAD entra AL CRIMINAL. El resto lo andamos escribiendo con ustedes, ¡cáiganleeeeee!